POESÍA PISTOLA EN MANO

POESÍA A QUEMARROPA

miércoles, 3 de enero de 2018

LLUEVEN PERROS

Llueven perros callejeros
con la lengua de afuera
con la cola entre las patas
llueven perros con los ojos abiertos
a la tremenda verdad de la realidad
al olor de la tierra y los hombres
llueven perros y el sol sale
es una cosa extraña
un loco desfile
y yo estoy aquí
con el corazón desamparado
como un Jesús en su desierto
abandonado a mis pocas suertes
pero no soy el nazareno
con este vértigo de sangre
llueven perros
y son las seis de la mañana
las tres de la tarde
las diez de la noche
el cielo tiene estrellas a través del smog
voy de ida o de regreso
sin Jesús que me contenga
estoy lejos de cualquier tierra prometida
el tiempo pasa tan rápido
las palabras infinito y eterno son insondables
terribles y reales
llueven perros
perros que me gimen con ojos de inmensa misericordia
soy polvo y nada que anda por estos caminos
un apenas universal con sus vísceras a cuesta
eso es todo lo que cuenta
lo que es
y heme aquí
mucho, poco o casi nada
lágrima perdida de Dios.
Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

DERECHOS RESERVADOS 

domingo, 3 de diciembre de 2017

EPÍLOGO


Finalmente
todo lo que nos duele no perdona
nos entra por los cuatro lados
a esta carne sublevada e inconstante
a esta piel descarriada de universo
con un cordón en el ombligo perdido
de su madre de su tierra de su todo
las manos están con los dedos abiertos
desmesuradamente abiertos
no preguntan no tocan no se alzan
están -cómo decirte-
manos desmanecidas
extensiones que quedaron sin abrazos
carne huesuda con piel a veces tibia
y los pies que caminan
como si estuviera la calle vacía
los zapatos que llevan el encono de los pasos
hacia alguna parte donde descansar simplemente
derramado al fin del camino.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
DERECHOS RESERVADOS

domingo, 1 de octubre de 2017

ESTA MAÑANA EN LA FERIA

Esta mañana en la feria
                               he visto un niño fumando
un hombre que leía un diario
una mujer marchita por el tiempo
y hojas volando sobre mi cabeza.
El niño fumando sin vergüenzas
el hombre que seguía perdido en su diario
la mujer con el pañuelo en la cara
tenía ganas de llorar
y muchas hojas volando sobre mi cabeza.
El hombre tenía una camisa negra
un perro husmea los árboles
el rastro del hombre que leía el diario
huele sus zapatos y se aleja un poco
lo mira
el hombre que leía el diario
se lo da al niño
el niño le da lo que queda del cigarro
la mujer con el pañuelo en la cara
toma al niño de la mano y se alejan
muchas
muchas hojas sobre mi cabeza.
No sé si la mujer se iba a llorar
no sé si el niño iba a leer
no sé si el hombre que leía el diario
ahora haciendo grandes volutas de humo
de indiferencia
mirando el perro que lo mira estupefacto
hará algo hará nada
no sé.
Sólo sé que el amor sigue ausente
esta mañana en la feria
y una lluvia de hojas sobre mi cabeza.
Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 DERECHOS RESERVADOS

martes, 26 de septiembre de 2017

DICEN LOS ÁRABES

Construirte como una torre una fortaleza
de piedras certeras verdades a puño
luchar con esta bandera esta camisa
las tripas la boca las horas de labor
construirte desde la nada
hasta un punto de babel
y luego cuando la cerrazón se abre de repente
o la conciencia  los años
los desengaños las traiciones los otros
los amores las pequeñas revoluciones perdidas
el peso de los zapatos por la calle
los amores que ya no vienen a la hora prefijada
entonces
la torre de la ignorancia universal
la fortaleza de las cuestiones resueltas
la altiva consonancia de los pasos sin retorno
la bandera desflecada la camisa gastada
las verdades que ya no son tales
las tripas con el hambre del tiempo que pasó
perdido en los relojes los días las noches
y aquello de construirte desde la nada
vuelve a la nada o casi
hasta un punto en que la cerrazón abierta
pone las cosas en lugares insospechados
y así quedas desnudo absolutamente desnudo
entonces para esos casos comprendes
que los triunfos son casi tumbas
que el olvido voraz se lleva todo
la horrible levedad del ser apabulla
construye pues
un humilde lugar desmontable
con las certezas que te han quedado
y contempla otra vez tu figura
esa misma
que se parece cada vez más a tu sombra
y comienza otra vez.
De eso se trata cierta sabiduría:
dicen los árabes que un corazón tranquilo
es mejor que una bolsa llena de oro.

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 DERECHOS RESERVADOS

sábado, 29 de julio de 2017

SE DERRUMBA LA PALABRA


En un rincón el silencio tañe los telares del alma
donde habita un puño de soles sin testigos
y señores
hondamente se derrumba la palabra
en un abismo tan ojos a otra luna a otra espiga
en las enaguas húmedas de la boca se derrumba
el peso del dolor
cayendo sobre cuellos a sorbos
como cuervos transgrediendo hogueras
las piedras
retumbando laceradas el pulso
aljibes las manos
arcilla
hondamente
la sombra que raya la ventana por los ángulos
parte en dos el occidente;
el hombre
confina los minutos tan llenos de puertas
se desangra en sus dudas
y hondamente se derrumba a soñar
gritando sombras en las paredes 
con su desesperación sin alas
tan pajarito sin alambre
tan punto de fuga
tan estrella por visitar. 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
DERECHOS RESERVADOS

sábado, 15 de julio de 2017

NOTICIAS


Las noticias son carteles colgados
y aunque cierro los ojos
sólo veo la vendimia de la desgracia
cosecha de cuerpos en sangre que no valen nada
y pregunto qué cosa es un grito un llanto
que vale menos que cualquier baratija de mercado.
Atrás del horizonte está lleno de indolentes
y aquí también
el viento trae olor a derrota
las nubes se llevan los cuerpos inocentes
siempre detrás del horizonte
y aquí también
los hombres se alejan
queda esto
unas palabras
que no alcanzan para una plegaria
o una lágrima para un llanto.

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

 DERECHOS RESERVADOS

jueves, 15 de junio de 2017

LA BELLEZA, COSA INFAME.

Es cierto
el muy sordo jorobado de Notre Dame quiso agarrarme por el pie
y ahora se hace el inocente
allá, por la margen derecha de estas palabras
bien detrás de esos muros de discursos.
Yo estaba con esta mujer de falda hecha de pantalones viejos
de viejos que se emborrachaban sobre ella
cuando hui arrastrándola y fue cuando él quiso agarrarme
tomándome de las botas regaladas por Napoleón no sé cuál
un día en que le dije que estaba bien jodido
y le recité un verso de no sé quién
porque después de dos vasos de agua ya no recuerdo.
Es cierto
escribo igual que vomito y no miro dónde
escribo donde orino y no me importa el lugar
pero es insoportable que justo en el momento de intimar
este hombre o lo que se parezca venga a mi
justo cuando pronuncié la palabra amor
dejándome el cerebro inculto como la boca que iba a besar
y la harapienta que se ha ido junto con mi tos
y ahora estoy solo
en medio de estos espacios secos y él allá inmutable
y yo acá con el cuerpo dividido en dos
porque el reloj ya no suena y no hay tiempo
se detuvo en alguna parte cuando ella se fue
y ese hombre es el culpable.
Tiene una belleza que me hizo parecer un estúpido
y es cierto
cada vez que paso me mira con aire de triunfo:
él sigue en Notre Dame bello y famoso
y acaso yo sé bien que ella está con él.
El muro inacabable de palabras es más largo que la muralla china.
La verdad es ésta:
estoy solo y otra vez en silencio.
La belleza es una cosa infame para el amor.

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX